Noticias

Con la frente en alto Molina termina segundo en la Rey Cup 2018

HOLA

Imagen Noticia Equipo de Molina disputando gran final de la ReuCup 2018.

Llegó el día de la ansiada final. El partido que todos quieren disputar pero sólo los dos mejores equipos lo pueden hacer. Luego de cinco partidos, cuatro ganados con once goles a favor y sólo dos en contra, los representantes molinenses se hicieron su merecidísimo lugar en la definición donde se enfrentarían a los islandeses de Vestri.

A pesar de todo, el plantel despertó con cierta tranquilidad. Sabiendo que nadie les ha regalado nada y han llegado hasta esa instancia solamente gracias a sus méritos y esfuerzos.

Camino a la segunda cancha del complejo del club Throttur, donde se disputaría la final, islandeses a los que ya se habían enfrentado o habían conocido en alguna de las actividades sociales, saludaban a los del Reino de Dinamarca y animaban con ruidosos gritos de “Chile! Chile! Chile!”.

El clima esta vez acompañó el desarrollo del partido, saliendo el sol en casi todo el encuentro (décimo día soleado del año en Islandia).

El primer tiempo comenzó con gran intensidad, donde ningún equipo entró a especular y ambos quisieron ser protagonistas. A pesar de eso las llegadas fueron bien detenidas por las defensas, permitiendo que ambos porteros tuvieran un trajín tranquilo. Las principales llegadas del primer tiempo fueron a través de dos sendos tiros libres, uno para cada lado. De parte de los del Reino, Kevin López (19) ejecutó un tiro libre con la zurda que pasó justo encima del horizontal. Solo faltó que la pelota bajara un poco para que fuera un golazo. Por su parte, el Vestri Islandés, lanzó un tiro libre impecable, muy bien colocado pero no contaban con la gran agilidad de Joaquín Vázquez (1), quien luego de un gran esfuerzo pudo sacar la pelota al córner. El partido estaba para cualquiera y así fue como terminó el primer tiempo.

Equipo Reino de Dinamarca de Molina obtiene valioso segundo lugar en ReyCup 2018.

El segundo tiempo comenzó con ambos equipos intentando construir el juego planteado por sus DT, pero siempre bien controlado por los rivales. Ya en el minuto 15 el ritmo del partido empezó a bajar, ya sea porque el cansancio acumulado se empezaba a sentir o porque ambos equipos empezaron a especular con la definición a penales. Así no más fue como llegó la definición desde los 11 pasos. Cinco penales para cada uno definirían al campeón de la categoría menores de 14, serie B de la 2018 de la Rey Cup.

Tensión máxima para la definición.

La definición tuvo lugar en el arco sur del complejo del club Throttur Islandés.

Partió pateando el local, decretando el 0-1 con un certero tiro. Luego vino el turno del goleador del torneo Batián Iturriaga (7) quien definió de manera espectacular, logrando marcar a pesar de que el arquero rival adivino el lado. Luego vino el turno del número 4 rival quien marcó el 1-2 sin problemas, definiendo con clase al ángulo superior derecho. Posteriormente vino el turno del refuerzo del Casablanca, Marcelo Bastías (2) quien tras una corta carrera fusiló al portero rival pateando fuerte al medio dejando todo empatado en 2. Posteriormente el número 18 de Vestri puso a su equipo arriba con una suave definición a la esquina inferior derecha. El tercer penal fue ejecutado por el capitán, defensor central y ejecutor designado de los penales en el juego, Patricio Reyes (4) quien no fallo y dejó todo empatado a 3. El número 19 de Vestri volvió a dejar a su equipo arriba luego de patear nuevamente a la esquina derecha inferior. El arquero chileno alcanzó a rozar el balón. Luego fue el turno de Kevin López (19), encargado de los lanzamientos de tiro libre quien de zurda mandó al portero rival al otro lado para volver a empatar ahora a 4. La tensión seguía creciendo cuando fue el turno del número 13 rival quien luego de una espectacular definición dejó al portero chileno parado. En busca del empate vino Pablo Reyes (15) quien pateando de forma violenta encontró lo que estaba buscando. Todo quedó 5-5, el que fallaba perdía. El sexto penal islandés fue pateado por el número 12, disparo que fue nuevamente casi contenido por el portero chileno pero terminó al fondo de la red. Luego vino el turno de Fernando González (9), quien lamentablemente mandó el balón por sobre el travesaño, desatando la celebración local y el llanto descontrolado para los nuestros.

Luego de levantar a los jugadores, el DT José “Pepe” Olivares, fue claro al enfatizar que se fueran con la cabeza en alto y el pecho inflado, ya que dejaron a Chile y a Molina representados en lo más alto de este prestigioso torneo internacional.

Así es el deporte y hay que aprender de esta tan enriquecedora experiencia.

Para nosotros, los de Molina, son unos ganadores totales.


Últimas Noticias

<
>

¿Qué es lo que busca?