Noticias

Jóvenes de Colina disfrutaron experiencia social deportiva en tierras incaicas

HOLA

Imagen Noticia

Los alumnos del Colegio Santa Cruz de Chicureo, llegaron a Chile la semana pasada tras participar en el reconocido torneo internacional Copa de la Amistad en Perú y disfrutar de una inolvidable experiencia en tierras limeñas y alrededores. 

Para los dirigidos por Diego Barrera, el hecho de participar en la Copa Amistad de Perú, generó un aprendizaje y crecimiento personal para todos los integrantes de la delegación. “Lo que más rescato de nuestro viaje en Perú, fue que los chiquillos realizaron una interacción social  y cultural con la comunidad peruana. La experiencia de relacionarse con otra cultura es algo impagable para ellos”, explica Barrera.

Durante los 12 días que estuvieron fuera del país, los menores no sólo compitieron, sino que también recorrieron lugares icónicos de la capital del vecino país, visitaron el barrio Miraflores, caminaron por el casco histórico de Lima y disfrutaron de las playas peruanas. “Conocer lugares simbólicos de Lima fue algo importante, porque aprendimos más sobre la historia de nuestro vecino país”, cuenta el joven jugador Julio Blanco.

Una vez terminada su participación en el torneo, emprendieron viaje a la ciudad histórica de Cuzco, lugar donde se impregnaron de toda la cultura incaica en su máxima expresión y también degustaron de toda la gastronomía Inca.

Después de haber recorrido la capital histórica de Perú, viajaron vía tren al poblado andino de Machu Pichu, la cual se ubica en la Cordillera Oriental de Perú a 20 mil 430 metros sobre el nivel del mar. Sitio donde realizaron el camino del inca y aprendieron sobre cómo se desarrollaba la vida indígena en épocas antiguas.

Clemente Escobar, jugador del Colegio Santa Cruz de Chicureo expresó que “llegar a Cuzco fue como estar en un sueño. Porque uno lo veía en revistas, en fotos, y nunca pensé que iba estar con mi equipo, mis amigos en Machu Pichu. Además, impregnarse de la cultura cusqueña fue algo enriquecedor que lo tendré guardado para siempre en mi vida”.

Al mismo tiempo agrega que “conocer cómo vivían los incas fue una enseñanza que jamás olvidaremos, porque nos permitió conocer otra realidad de vida en tiempo antiguos”, cuenta Escobar.

Tras haber conocido los asentamientos incas, la delegación viajó  desde Cuzco a Lima, para luego retornar hacia nuestro país y encontrarse con sus familias el pasado siete de febrero.

 


El plantel del Colegio Santa Cruz de Chicureo en las alturas de Cuzco

 

Plaza de Armas de Cuzco y la Catedral Basílica de la Virgen de la Asunción, principal templo de la ciudad.

 

Santuario Inca de Machu Pichu

 

Los muchachos en Ollantaytambo esperando el tren que conecta con Aguas Calientes

 

Disfrutando de la Lluvia en Aguas Calientes

 

Fotografiándose con Pachacútec, el antiguo Rey Inca, en la Plaza Central del poblado de Aguas Caliente

 

La delegación en lo alto de Machu Pichu

 

Recorriendo el Barrio Miraflores, Lima

Últimas Noticias

<
>

¿Qué es lo que busca?