Noticias

Juegos de Vida: “Forjando espíritus”

HOLA

Imagen Noticia Eddio Inostroza levantando Copa Libertadores 1991.

Nacido en la localidad de Chiguayante, Octava Región, el volante de contención y  ex seleccionado nacional de fútbol Eddio Inostroza inició su carrera profesional en Huachipato a los dieciocho años de edad. Debutó en un partido amistoso contra Rangers en 1968.

No sólo logró alcanzar el título con éste, su primer club, sino también jugando por Unión Española y, además, jugando por ella disputó una final de Copa Libertadores en 1975, contra el connotado cuadro argentino de Independiente de Avellaneda, donde cayeron en un legendario tercer partido definitorio en Paraguay, tras haber resultado igualados tanto en el partido de visitante como de local.

Eddio Inostroza, clínicas deportivas Ganamos Todos en Puente Alto.

En 1977 llega a Colo Colo, en este club logró campeonar en varias oportunidades pero, recuerda con énfasis, que de los momentos más especiales fue jugar junto a personajes como Carlos Caszely, Fracisco “Chamaco” Valdés, o el mismísimo Elías Figueroa, compartiendo cancha y camarín en temporadas de enfrentamientos oficiales por clasificatorias al Mundial, representando a Chile desde la cúspide del profesionalismo.

Posterior a su retiro, Eddio prosiguió sus labores dentro del club, esta vez dirigiendo a cadetes del Cacique para luego convertirse en parte del cuerpo técnico del equipo adulto oficial. Y es durante el ejercicio de este rol cuando, en 1991, ingresa a los registros históricos de nuestro deporte al ser parte de la delegación que se coronó campeona de la Copa Libertadores de América en el Estadio Monumental, ante la batahola desbordante de miles de hinchas celebrando por las calles de Macul y que reflejaba, conjuntamente, un sentimiento popular esparcido por todo el país.

Su fotografía, actualmente, figura en un sitial distintivo en el museo de Colo Colo, ubicado en el mismo recinto deportivo.

Eddio Inostroza junto al DT. de Colo Colo 1991 Mirko Jozik 

El año pasado cumplió cincuenta años de matrimonio con Elsa Manzano de quien, con su fortaleza bañada de una delicada sensibilidad, demuestra estar aún profundamente enamorado. La compañera que no sólo circuló a su lado durante su carrera como futbolista, sino con la que formó una familia de cuatro hijos: Eddio, Cristián, Natalia y Felipe.

Su relación permanente con la Fundación Ganamos Todos lo ha conducido a impartir talleres teóricos y prácticos acerca de liderazgo y técnicas de juego, clínicas deportivas y diferentes partidos amistosos. En estas actividades, instancias donde ha viajado de norte a sur por diversas localidades, asegura que vivió un episodio tan bonito como  impactante, dentro de una escuela rural retirada hacia la cordillera. Allí uno de los niños, finalizada la jornada y tras recibir su correspondiente medalla de participación, le confesó con una emoción indescriptible y  total honestidad:

-Es primera vez en mi vida que me dan algo.

Eddio Inostroza (fila de pie, 4to de izquierda a derecha) Huachipato 1974.    Eddio Inostroza (fila de pie, 3ro de izquierda a derecha) Unión Española 1975.

Desde entonces su trabajo cobró un mayor sentido, comprendiendo que dedicar tiempo para traspasar sus conocimientos implicaba mucho más que sana diversión o un cumplimiento formal del deber.

Presenció, como testigo de primera fuente, que nuestro legado también puede llegar a intervenir el destino de un niño. Que nuestro compromiso no sólo consiste en incentivarlo a realizar actividad física y aprender los brillantes valores del deporte, sino también en ayudarlo a transformarse en una persona feliz que, algún día, de la misma manera podrá ayudar a los demás.


Últimas Noticias

<
>

¿Qué es lo que busca?