Noticias

Juegos de Vida: “La especialidad de la Casa”

HOLA

Imagen Noticia Nuestro presidente, Harold Myne-Nicholls, en ceremonia de lanzamiento Jugamos Todos 2018, Escuela especial Juan Sandoval Carrasco.

La Escuela Especial Juan Sandoval Carrasco de Antofagasta también recibió toda la implementación necesaria para llevar a cabo las actividades de recreos entretenidos de nuestro programa Jugamos Todos, impulsado en conjunto con Minera Escondida. Incluso este establecimiento fue el encargado de realizar la ceremonia de inicio el año 2019, recibiendo a alumnos y encargados del resto de las escuelas impactadas y contando con la presencia de las autoridades locales en un acto que emocionó a todos los asistentes.

Hasta el día de hoy y gracias a la permanente colaboración de profesores, inspectores y su Directora, Ruth Sáez Rubilar, niños y niñas participan de forma entusiasta con los juegos de vóleibol, básquetbol y tenis-fútbol.

Esta instancia recreativa ha permitido que los alumnos canalicen de manera sana su energía, que aprovechen sus tiempos libres didácticamente y que adquieran mayor sociabilización con el entorno que los rodea. Aprenden a coordinar mejor sus movimientos, a dosificar sus fuerzas y retener el control. Los conduce a trabajar y despejar la mente bajo un esquema de orden y asimilar, al igual que los estudiantes de las escuelas convencionales, los valores indispensables del respeto, el esfuerzo y la lealtad.

Raúl Rivera, monitor a cargo desde mayo de este año, comenta:

-La idea es familiarizarlos con los distintos deportes sin demasiadas restricciones, con reglamentos más sutiles y adaptados a sus necesidades. Lo importante,- agrega- es que siempre manifiestan una gran disposición por participar y facilitar el juego, tanto en su excelente comportamiento como con el cuidado de los materiales que se ocupan en cada jornada.

Durante nuestra última visita nos adentramos presencialmente a su recreo de la hora de almuerzo. El afecto con que nos reciben y nos saludan, uno por uno, siempre ha inflado nuestro pecho de gratificación. Ya toda la comunidad escolar nos conoce bien y aprovechan la oportunidad para relatar los múltiples beneficios que el programa ha traído a su valorada escuela. Hacia al fondo, donde se encuentra el patio trasero y las canchas, el monitor vigila la actividad del vóleibol. Es un día como cualquier otro. La red divide a dos grupos que se enfrentan en un divertido entrenamiento donde se mezclan damas con varones. Miramos desde las alturas de una terraza las jugadas bien ejecutadas que elevan el balón de un rincón a otro, escuchamos sus risas y nos contagiamos de su elegante algarabía.

Nos motiva a permanecer varios minutos más contemplando su alegría genuina y testificar una transformación que crece como una bola de nieve y que rueda, sin detención aparente, directamente hacia nuestras propias vidas.

Es nuestro turno de aprender.

Nos tomamos una foto grupal.

Junto con ellos, hacemos valer los grandes sueños y la pasión empeñada por conquistarlos.


Últimas Noticias

<
>

¿Qué es lo que busca?