Juegos de Vida: «La sonrisa del Norte»

Proviene de una familia dedicada completamente al deporte, con la cual se lleva de maravillas. Tanto así, que al conocerla nos recomendó que sería mejor escribir acerca de su hermana mayor, Nicole.

-Mi hermana Cata es un poco distraída.- Comenta de entrada- Yo valoro mucho su paciencia, sobre todo porque debe mantener contacto con niños y adolescentes constantemente. Creo que debería creer aún más en sus capacidades. Tiene velocidad y una tremenda fuerza. Pocas veces he visto a mujeres pegándole al balón como lo hace ella.

Catalina González Bordones ya tiene dieciocho años, egresó del Liceo Minero América el año pasado y actualmente estudia Educación Diferencial en la Universidad La República de Calama. Desde Sexto Básico enfocó su tiempo mayoritariamente hacia la actividad deportiva, explorando en el fútbol, en el vóleibol, en el básquetbol y en el atletismo, prácticamente de forma simultánea, obteniendo, por ejemplo, medallas de oro en lanzamiento de la bala y salto largo.

Pero es la relación con los niños lo que ha dirigido el sentido de su vocación.

Por méritos no queda atrás pues, a pesar de su discreción y sencillez, son los familiares quienes acaban revelándonos la información de que el año 2018 Catalina fue distinguida como la mejor deportista femenina de esta ciudad nortina y minera.

Como su madre Patricia, su padre Roberto y sus hermanas Nicole y Daniela, juega en el mismo club deportivo, Duinsoli, donde continúan conociéndose en cada empalme de sus maniobras dentro y fuera de la cancha. La unión es la guarida de su fortaleza.

Nacida y criada en Calama, esta joven alegre, con alas de ángel en su voz y sonrisa, con un torrente de extrovertidas palabras, nos relata su vibración con el deporte y la grandiosa oportunidad de potenciar al género femenino en la disciplina del fútbol. Gracias a los talleres de Dirección Técnica y Arbitraje, impartidos por Ganamos Todos en una alianza formada con Codelco y Comdes en la Segunda Región de nuestro país, Catalina ha logrado capturar importantes herramientas para desenvolverse apropiadamente en sus labores como líder y jugadora. Ha participado de nuestros campeonatos y capacitaciones desde los catorce años, asistiendo a las charlas teóricas y los entrenamientos prácticos, arbitrando partidos y conduciendo equipos.

Una de sus mejores amigas, Javiera Tabilo, y que ha compartido variadas facetas de Catalina, recalca:

-Es la mejor amistad que he tenido. La Cata es muy comprensiva, transparente y leal.

Lealtad. Uno de los valores principales que anhela sembrar Ganamos Todos. Eso nos llevó a indagar más acerca de su comportamiento deportivo.

-Es un tanque cuando juega.-Continúa Javiera- No le teme a nada y siempre moja la camiseta. Además, su preocupación no distingue en preferencias; es una excelente líder- Concluye.

Su generosidad instintiva conmueve a la comunidad. Entrega sin recelos su tiempo y su esfuerzo para beneficio de todos. Asegura que no se quiere dedicar profesionalmente al tema, pero que nunca se alejará de la actividad física, pues el deporte no es un privilegio de cualquier tipo de élites, sino una virtud popular, una retribución del mundo con el resto de sus obras maestras, donde no existe discriminación alguna y la victoria se multiplica desde sus integrantes hacia todos sus canales de comunicación. Hacia todas sus puertas, puentes y puertos. Eligiendo una vida sana presente al alcance de la mano. “No hay excusas”, para ocupar las mismas expresiones de Catalina, en renunciar a romper la rutina y animarse a salir a jugar.

Una cancha de tierra la podemos encontrar en cualquier parte y la imaginación…jamás tendrá límites.