Juegos de Vida: “Latitudes Internacionales”

Por primera vez logramos ser representantes de Chile en numerosos torneos internacionales correspondiente a distintas categorías. Incluso, algunos de ellos, disputándose simultáneamente durante el año 2019. El goce de aventarnos a los conductos de estos importantes certámenes internacionales, sin duda, ha permitido afianzar todavía con mayor fuerza los pilares que sostienen nuestra entidad, haciendo crecer nuestro nombre fuera de las fronteras y otorgando una oportunidad única para decenas de niños, niñas y adolescentes que se convirtieron en activos protagonistas del nacimiento de su vida como deportistas.

Equipo de Curicó, Austria 2019.    Equipo femenino de Molina, Islandia 2019.    Equipo de Molina, Islandia 2019.

Pero estos proyectos no hubieran sido posibles de ejecutar sin la estrecha alianza forjada con nuestros socios, tales como la Municipalidad y Corporación de Deportes de Colina, la Municipalidad y DAEM de Curicó, la Municipalidad de Molina, la Municipalidad de Valparaíso y la Municipalidad y Dirección de Deportes de Estación Central, quienes, junto a nosotros, trabajaron duro por llevar a las jóvenes promesas hasta Perú, Austria, Dinamarca, España, Islandia e Irlanda del Norte, y permanecer incondicionalmente junto a ellos a lo largo de todo el certamen.

Equipo de Vóleibol femenino de Colina, Austria 2019.    Equipo de Estación Central, España 2019.    Equipo femenino de Valparaíso, Dinamarca 2019.

Los resultados, si bien fueron muy favorables y destacados en algunos casos, y frustrantes y dolorosos por otro, finalmente generó un aprendizaje inolvidable para todos ellos. El hecho de competir contra equipos de alto prestigio, con jugadores de mayor experiencia, en instalaciones de primer nivel, los colocó sobre un sitial donde el panorama de la realidad llegó a abrir su espectro de forma asombrosa. La valoración de la unión grupal, lejos de casa, vistiendo la camiseta que teñía en sus tejidos el color de sus comunas y de su país, los alentó para entregar una cuota extra de esfuerzo, disciplina y pasión. Enfrentarse a abultados públicos extranjeros, además, inspirándolos para lucir sus mejores talentos y capacidades dentro de la cancha.

Será un ingrediente vital, un estímulo eterno, un recuerdo imborrable que, esperamos, les permita desarrollar con virtud pulcra las raíces que los levantará hasta su etapa adulta y más allá, transmitiendo los tesoros hallados a sus hijos y sus nietos que, aunque no lleguen a continuar los pasos de honorables deportistas de sus ancestros, podrán incorporar a sus propios sueños los grandes valores compartidos como una herencia inmortal.