Juegos de Vida: “Más allá del deporte”

Los campeonatos internacionales, cuya participación nacional involucra una gestión realizada entre Ganamos Todos y sus entidades asociadas, con lleva experiencias inigualables que trascienden incluso el contexto de la competencia deportiva pues, en cada uno de ellos, las delegaciones incluyen importantes paseos recreativos por lugares emblemáticos de cada viaje.

Es así como, por ejemplo, una de las primeras experiencias basadas en este itinerario comenzó a llevarse a cabo con los equipos representantes de la comuna de Colina, quienes incluían un recorrido por las afamadas calles de Londres en Inglaterra, previo al certamen de la SuperCup NI, desarrollado cada año en Irlanda del Norte.

Delegaciones de Curicó y Colina en Plaza de San Marcos, Venecia 2019.

Más adelante, sumando nuevos torneos en otros países, abarcamos también visitas turísticas a Cuzco, Machu Picchu, Madrid y Venecia. En esta última parada, el equipo masculino de fútbol Arturo Alessandri de Curicó y  el equipo femenino de vóleibol Pucalán Montessori de Colina, tuvieron la oportunidad de compartir su alegría empapándose de la cultura local italiana en el amanecer de su aventura por Europa.

Al igual que en la versión anterior, los jóvenes chilenos navegaron en góndolas por los canales pintorescos y legendarios de la vieja ciudad, reteniendo en su vista momentos irrepetibles que a través de románticas imágenes, sin duda, quedarán inmortalizadas en su memoria.

Jugadores de Colina recorriendo Londres, SuperCUp NI 2017.    Instituto Chacabuco subiendo las alturas de Machu Picchu, 2018.

Estos recorridos previos o posteriores a los respectivos campeonatos no sólo incluyen un contenido de gráfica enseñanza, donde los niños aprenden sobre la cultura que visitan y donde se relacionan con la gente residente del lugar. También contribuye en la apertura de su espectro acerca del mundo que los rodea, ya que pueden examinar y comentar realidades muy diferentes a las que viven diariamente en su propio país, les permite admirar las cualidades ofrecidas y valorar las fortalezas existentes en casa. Pero, indiscutiblemente, el beneficio mayor podría consistir en aprovechar el tiempo y el espacio para conocer mejor a sus compañeros, para estrechar los lazos de amistad y para crear nuevos vínculos humanos dentro del equipo, lo que, como consecuencia, permite mejorar las capacidades deportivas en cada uno de ellos y labrar un futuro próspero en el ejercicio de sus disciplinas.

Retornan con goce, ansiosos de reunirse con sus amigos y familias para desatar miles de palabras que no llegarán a expresar realmente todo su asombro, nostalgia y agradecimiento por haberse vuelto protagonistas de una historia definitivamente irrepetible.