Juegos de Vida: «Niño Prodigio»

La escuela formativa de fútbol que se desarrolla en la localidad de Chillepín, iniciativa impulsada por Ganamos Todos y Minera Los Pelambres, continúa solidificando los lazos de unión entre su comunidad. Cerca de veintisiete niños y niñas, provenientes de diferentes sectores de la zona, disfrutan cada sábado las jornadas de entrenamiento.

Uno de ellos, Lucas Gómez Vera, ha llamado la atención por su gran compromiso deportivo. Casi siempre es elegido como capitán de los equipos conformados cuando juegan un partido, debido a su impecable comportamiento, contagioso entusiasmo y altas condiciones técnicas. Sus admirables habilidades, del mismo modo, han llegado a destacar en su vida como estudiante ya que, cursando Tercero Básico en la Escuela Básica de Chillepín, mantiene un rendimiento académico notable y siempre manifiesta un interés activo por participar de las actividades escolares, siendo el baile una de sus predilectas.

Lucas junto a su hermano mayor Andy, 2017.    Lucas junto a su prima Dafne, presentación de cueca 2017.    Lucas con su mamá Clara, 2017.

Su madre, Clara Vera, nos comenta:

-Lucas es muy maduro para la edad que tiene, eso lo conduce a tener una comunicación muy fluida y directa con los adultos. Sus preguntas, sus reflexiones, muchas veces me dejan sin palabras. Nunca deja de asombrarme, ni a mí ni a las personas que lo conocen, su acelerada inteligencia- Finaliza.

Y las personas que lo conocen son muchísimas, ya que se ha vuelto toda una figura popular y ejemplo entre sus pares.

Viven juntos y únicamente los dos, lo que ha contribuido a que su relación madre e hijo se estreche con mayor fuerza a medida que transcurren los años. Un nexo de confianza, comprensión y profundo cariño. De hecho Clara, sin haberse relacionado antes con el mundo del deporte, se ha involucrado significativamente con la disciplina del fútbol en el presente año gracias a la intervención de Lucas, hasta el punto de convertirse en presidenta de los apoderados de los pequeños jugadores y apoyarlos semanalmente con los traslados y el equipamiento necesario.

Lucas entrenando en escuela formativa de Chillepín, 2019.    Lucas junto a sus compañeros de la escuela deportiva de Chillepín, 2019.

Es demasiado joven, es cierto, pero Lucas, con ocho años de edad, amante de los animales y la lectura, expresa de forma categórica su sueño más preciado.

Inspirado por la estrella internacional Cristiano Ronaldo, proyecta su futuro siendo un jugador profesional que vestirá la camiseta de la Juventus y representará, con coraje y honor, a nuestra Selección Nacional.